Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Segundo informe de actividades de la Fiscal General de Justicia de la Ciudad de México

Publicado el 19 Enero 2022
19012022-_MG_6334.jpg

Hemos decidido hacer este informe virtual y con un mínimo de personas presentes para proteger la salud y evitar la propagación de más contagios, en este momento donde se registran casos positivos de Covid, pero también es una obligación la rendición de cuentas.

Quiero aprovechar para expresar mi reconocimiento y agradecimiento a todo el personal de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, no debemos olvidar a las y los amigos, a las y los compañeros entrañables que lamentablemente perdieron la vida a causa de esta pandemia, a sus familiares les enviamos un abrazo solidario “siempre estarán en nuestro corazón”.

Gracias, también, a quienes nos acompañan en esta trasmisión. Este día presentamos el informe del segundo año de la entrada en funciones de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

En este tiempo hemos transformado la forma de procurar justicia en nuestra ciudad capital, que por mucho tiempo estuvo asociada a corrupción, maltrato, tortura, al castigo a los inocentes y, muchas veces, a la protección de culpables.

Hemos puesto, al centro, a las víctimas y el respeto a los derechos humanos. Esto rige nuestras actuaciones.

Esta transformación ha significado; fortalecer la investigación; desarticular grupos criminales generadores de violencia y de inseguridad; incrementar nuestra eficiencia ministerial para vincular y lograr sentencias a los culpables; robustecer nuestro modelo de atención y protección a las víctimas.

El objetivo es garantizarles a todas las personas el ejercicio pleno de sus derechos. El respeto a la ley y el acceso a la justicia, son elementos esenciales para la convivencia de una sociedad democrática.

Poner énfasis en las víctimas y en el análisis de los contextos en los que se dan los fenómenos criminales es hacer justicia con visión humanista.

Estamos en una etapa de transición de la extinta procuraduría a la nueva Fiscalía. Ello ha significado un trabajo de reorganización interna que nos permite cambiar para ser mejores ante las y los ciudadanos, implica romper inercias, combatir vicios y eliminar malas prácticas.

Se equivoca quien piensa que la creación de la Fiscalía, es sólo un cambio de fachadas, es una nueva institución integrada con los mejores elementos.

Combatir la impunidad, es la contribución de la Fiscalía para mejorar la seguridad de las personas que habitan o transitan en esta ciudad. Trabajar para la justicia es una de labores más nobles, nos honra y nos llena de orgullo.

Pero conspirar contra la justicia desde adentro de la Fiscalía es una traición, una traición a la responsabilidad pública y a la ciudadanía. Por ello, nos hemos comprometido a eliminar la corrupción y las malas prácticas al interior de nuestra institución.

Durante este año, la Unidad de Asuntos Internos suspendió a 59 servidores públicos, seis Ministerios Públicos responsables de agencia, tres ministerios públicos supervisores, 32 Ministerios Públicos, 14 oficiales secretarios y cuatro peritos.

Se realizaron operativos en los que se logró la detención en flagrancia, cometiendo actos ilícitos, de once servidores públicos.

El Consejo de Honor y Justicia, de la Policía de Investigación, verifica que la actuación de la policía se ajuste a la normatividad aplicable y cumplimiento de sus obligaciones. En este periodo iniciamos 426 expedientes por falta a los principios y normas disciplinarias, fueron destituidos 32 elementos y hemos suspendido a 79 policías de Investigación.

Con estas acciones, no sólo buscamos inhibir malas conductas, sino prevenirlas, abatir la impunidad y cambiar la percepción de todas las personas que se acercan en busca de justicia y queremos recuperar su confianza.

La acción de la Fiscalía y el trabajo coordinado con las demás instituciones que conformamos el gabinete de paz y seguridad, así como otras instancias de gobierno, nos ha permitido, todos juntos, disminuir la incidencia delictiva y la violencia; mejorar la percepción de seguridad, reducir la impunidad y la cifra negra de la denuncia.

La Ciudad de México, como todos ustedes saben, observa una disminución de 7.51 por ciento en el total de denuncias tanto de alto como de bajo impacto, pero de forma más importante, se registra una disminución sostenida de los delitos de alto impacto en 48 por ciento, de 2018 a 2021.

Destaca, la disminución de la violencia en la Ciudad de México. En conjunto, los homicidios dolosos y las lesiones con arma de fuego, han disminuido en un 49 por ciento.

En este periodo, la Ciudad de México, pasó de 15.6 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes a 10.7. Nos ubicamos en el lugar 22 entre las 32 entidades federativas en este delito.

Las carpetas abiertas por lesiones dolosas por arma de fuego, la ciudad transitó de una tasa de 21 denuncias por cada 100 mil habitantes en 2018 a siete en 2021.

El robo en microbús, que afecta a las personas más pobres se redujo en 47 por ciento; el robo a repartidor en 12 por ciento; el robo a pasajero en el Metro 80 por ciento; el robo a transeúnte, el 55 por ciento; el robo a casa habitación se redujo 14.4 por ciento en este periodo; el robo a negocio con violencia, observó una reducción del 40 por ciento.

En particular, quiero destacar la disminución de 71 por ciento en el delito de secuestro. Hemos desarticulado a casi todas las bandas criminales que actuaban dedicadas a este delito. Gracias a ello, en 2021 pasamos de 30 casos a 10, una disminución del 35 por ciento en sólo un año.

La reducción en la incidencia delictiva en esta ciudad, no es producto de la casualidad, la inercia o la pandemia, como afirman algunos, obedece a una estrategia integral que combate las causas; que incorpora a más y mejores policías; que aplica la inteligencia criminal; que tiene un diálogo interinstitucional permanente y sobre todo, diálogo y coordinación con la ciudadanía. Es un trabajo constante y sistemático de miles de servidoras y servidores públicos, también. La coordinación ha sido fundamental para mejorar los resultados.

Quiero reconocer a la Jefa de Gobierno, Dra. Claudia Sheinbaum Pardo; al Secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch; al secretario de Gobierno, Martí Batres Guadarrama; al consejo jurídico, Néstor Vargas; al presidente del Consejo Ciudadano para Seguridad y Procuración de Justicia; nuestro amigo Salvador Guerrero Chipés; a la representación del gobierno de México; al Comandante de la Primera Zona Militar, Eugenio Leonardo López Arellanes, de la Secretaría de la Defensa Nacional; al General Miguel Antonio Sánchez Blancas, comandante de la Guardia Nacional; a nuestras amigas representantes de la Secretaría del Bienestar y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, quienes integramos el gabinete para la Construcción de la Paz y la Seguridad, donde nos reunimos todos los días para intercambiar información, definir acciones y evaluar resultados.

La Fiscalía participa también en los gabinetes de coordinación que se realizan en las 16 demarcaciones territoriales. Quiero reconocer también al presidente del Poder Judicial de la Ciudad de México, el magistrado Rafael Guerra Álvarez, con quien trabajamos de la mano, también de manera cotidiana en pro de la justicia.

En la ciudad trabajamos unidos por la seguridad y la construcción de la paz.

La Fiscalía hace lo que le corresponde, recibe denuncias, investiga delitos, busca la verdad, imputa a los responsables y sustenta ante los jueces sus acusaciones.

En este periodo hemos incrementado la eficiencia en la acción ministerial y en la investigación: entendida como el porcentaje de vinculaciones a proceso en relación a la incidencia delictiva.

Una mayor cantidad de vinculaciones a proceso, se traduce en la reducción de la impunidad.

En los delitos de alto impacto, incrementamos la eficiencia ministerial global pasando de 17.1 por ciento a 24.5 por ciento de vinculaciones a proceso; en el homicidio doloso la eficiencia ministerial pasó de 27 por ciento a 51.6.

En feminicidio mejoramos nuestras actuaciones, al pasar de 47.2 a 132.8 en las vinculaciones a proceso, esto a que seguimos investigando y resolviendo casos anteriores, incluso a esta administración. La eficiencia en lesiones dolosas pasó de 16.6 por ciento a 26.6.

Entre 2018 y 2021, las sentencias condenatorias que obtuvimos, aumentaron un 37 por ciento, las de alto impacto en 23 por ciento y en delitos de género aumentaron 68.8 por ciento. En términos absolutos, pasamos de seis mil 798 sentencias condenatorias a 11 mil 664 en 2021.

En este periodo logramos cumplir, cuatro mil 372 órdenes de aprehensión, que representa un incremento de 40 por ciento con relación al 2020.

Se ejecutaron, además, 608 órdenes de cateo como una estrategia del gabinete, de la ciudad, para inhibir núcleos generadores de violencia. En relación al año anterior esto se sextuplicó, con lo cual logramos detener y vincular objetivos criminales en las comunidades.

En materia de delitos género, este año hemos vinculado a proceso a 690 acosadores y abusadores sexuales; a 90 feminicidas; a 27 tratantes de personas y 260 violadores, entre estos violadores, dos seriales, uno de ellos con 19 vinculaciones que pueden llegar a 30 y el otro que se le relaciona con al menos nueve carpetas de investigación por delitos sexuales ocurridos en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Incrementamos los resultados de vinculaciones de agresores sexuales; en 2019, teníamos un promedio de 12.6 agresores vinculados al mes por violación; en el 2021, duplicamos el promedio con 24 personas.

En la persecución de los delitos no basta con sancionar a los responsables, es indispensable que en la restauración del daño participen las víctimas y/o sus familiares de manera efectiva en el ejercicio de sus derechos, expresando sus necesidades para que los responsables reparen los daños.

Lo anterior, bajo los principios de la justicia restaurativa, como una forma alterna de concebir la justicia, que tiene como objeto y fin la resolución del conflicto y no sólo de una controversia judicial.

Es necesario que se garantice la reparación del daño a las víctimas, tanto en lo económico como en lo emocional, con pleno respeto a su dignidad, para restaurar el orden y la paz de la comunidad y reparar las relaciones dañadas.

He sostenido, que la cárcel no siempre es la mejor solución, por ello, hemos priorizado la “JUSTICIA RESTAURATIVA”, con las salidas alternas y formas de terminación anticipada, en los delitos en los que la legislación lo permite. No en todos es posible.

Como resultado, tenemos que las personas ofensoras han aceptado su responsabilidad y han reparado, en muchos casos, económicamente el daño, este año, hasta por un monto de 139 millones en los distintos casos y carpetas y juicios que hemos tenido.

Como he mencionado, la justicia no significa exclusivamente pena privativa de la libertad. En coordinación con el Poder Judicial, la Secretaría de Seguridad Ciudadana y por instrucción de la Jefa de Gobierno, hemos participado en un programa que se llama Reconecta con la Paz, se trata de ofrecerles alternativas de vida, se canalizan a programas de trabajo comunitario, educación para el trabajo y deporte, a los jóvenes primo delincuentes de 18 a 29 años.

Del 1ro de septiembre, que empezó a la fecha se han canalizado a más de 300 jóvenes al programa, en su mayoría imputados de delitos menores como robo sin violencia en poca cuantía. Esto es hacer justicia y reinsertar y dar oportunidad a nuestros jóvenes

El combate a la corrupción no solo es una obligación constitucional de esta Fiscalía, es uno de los pilares que sustenta nuestro proyecto de Gobierno, nuestro proyecto de transformación y, también, es una convicción personal.

El recurso público, los bienes de la ciudad, las obras, adquisiciones y la actividad regulatoria del gobierno, cumplen con una función social indispensable para el bienestar general de la comunidad. Están regidos por las leyes y principios de actuación de los servidores públicos.

La corrupción tiene un impacto social profundo; disminuye la confianza en las instituciones; afecta el desarrollo económico y social; incrementa la inseguridad; disminuye la eficacia del gobierno; debilita la democracia; genera impunidad y cierra la puerta de la justicia.

La corrupción es un delito y su persecución es nuestra responsabilidad. Vamos a seguir actuando con energía y sin ninguna consideración política para combatirla y erradicarla.

La Fiscalía ha encontrado evidencia, del desvío de varios miles de millones de pesos del patrimonio de la Ciudad de México, por parte de altos ex servidores públicos que se desempeñaron en anteriores administraciones.

Hemos acreditado la existencia de delitos graves de corrupción a personas que ocuparon cargos en la Secretaría de Obras; de Desarrollo Urbano y Vivienda; en la Comisión de Reconstrucción; de la Secretaria de Finanzas; en la Central de Abasto; en la Agencia de Gestión Urbana; en delegaciones como Coyoacán, del que recientemente fue aprobada su extradición de Chile; entre otros.

Se instauró una maquinaria para extraer el dinero público; con dos grandes objetivos; por un lado, enriquecer de forma ilícita y grosera a exfuncionarios; y, por el otro, financiar actividades políticas, sociales y electorales, mediante la distribución de cantidades importantes de dinero a personajes políticos, sindicales, columnistas y operadores.

El quebranto económico para la ciudad ha sido muy importante, pero el daño es más grave aún, porque se trata de un crimen en contra de los ciudadanos.

El mensaje es claro: al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie.

Como bien estableció Benito Juárez: “No se puede gobernar a base de impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes. No se pueden improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, disponiéndose a vivir, en la honrosa medianía que proporciona la retribución que la ley les señala.”

En otro tema, a esta fiscalía le correspondió investigar y establecer las causas del colapso de un tramo de la Línea 12 del Metro ocurrido el 3 de mayo de 2021, en el que lamentablemente perdieron la vida 26 personas y otras 98 resultaron lesionadas.

Asumimos el compromiso de encontrar la verdad como requisito indispensable para garantizar el acceso a la justicia, la reparación integral del daño y la garantía de no repetición.

Con transparencia y rigor científico, esta fiscalía investigó y determinó que las causas del colapso obedecieron a deficiencias en el diseño y construcción de la estructura; y en la calidad inadecuada de los materiales empleados en la construcción.

El dictamen pericial, permitió a la Fiscalía, formular imputaciones a ocho ex funcionarios con facultades para aprobar y vigilar que se cumplieran las especificaciones de la obra.

Este dictamen, hasta el momento, no ha sido desvirtuado, por el contrario, expertos como los de la Universidad Autónoma de Nuevo León, lo han confirmado, lo que robustece las hipótesis y conclusiones emitidas por la Fiscalía.

Debemos enfatizar que establecimos un precedente en justicia restaurativa, en observancia a los principios y ordenamientos nacionales e internacionales como lo establece nuestra Constitución en el artículo 17: “Siempre que no se afecte la igualdad entre las partes, el debido proceso u otros derechos en los juicios o procedimientos seguidos en forma de juicio, las autoridades deberán privilegiar la solución del conflicto sobre formalismos procedimentales”.

A la fecha se ha celebrado un acuerdo reparatorio con la Ciudad de México que contempla la reparación de la Línea 12. Al momento, llevamos suscritos acuerdos reparatorios con el 80 por ciento de las víctimas directas e indirectas, cumpliendo estrictamente con los estándares internacionales, incluyendo el lucro cesante, que es el ingreso que dejaron o dejarán de percibir las víctimas por la pérdida del jefe o la jefa de familia proveedor, las medidas que aseguren la salud, la educación y la seguridad en la vida presente y futura de las niñas y niños huérfanos, hasta terminar sus estudios, aquí es un reconocimiento al Gobierno de la Ciudad, directamente, personalmente a la doctora Claudia Sheinbaum, que ha estado y sigue estando al pendiente de las víctimas y siempre atendiéndolos. Las víctimas al centro.

En cuanto al fortalecimiento interno de nuestra institución, durante 2021 hemos especializando sus áreas sustantivas y formando equipos multidisciplinarios de especialistas para la investigación de los delitos que nos toca conocer.

Estamos avanzando en la mejora de nuestras instalaciones en las fiscalías desconcentradas, en las alcaldías, para implantar el nuevo modelo de atención, la segmentación y priorización de casos, que permita atender mejor a las y los ciudadanos, queremos dejar atrás la figura lúgubre de las agencias del Ministerio Público.

Avanzamos en la remodelación de 15 Coordinaciones Territoriales en las demarcaciones de Gustavo A. Madero e Iztapalapa. También hemos remodelado la Fiscalía de Justicia Penal para Adolescentes, el Centro de Apoyo a Víctimas de Delitos Sexuales y el Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar. Estamos construyendo la primera etapa del Centro de Justicia para las Mujeres en la alcaldía Magdalena Contreras y hemos terminado la primera etapa de remodelación de la Coordinación General de Delitos de Alto Impacto.

Para facilitar la denuncia, hemos fortalecido la denuncia digital, ampliando el catálogo de delitos. En este año, se presentaron 26 mil denuncias a través de estas plataformas, lo que ha significado un crecimiento muy importante ya que, en 2018, cuando empezó se presentaron solamente dos mil denuncias.

Hemos instrumentado las Unidades de Atención Temprana, integradas por Ministerios Públicos que reciben denuncias e inician carpetas; realizan actos ministeriales urgentes y proceden a la derivación inmediata para su atención.

Quiero compartir que un paso muy importante en la Transición a la Fiscalía, es la emisión del Reglamento del Servicio Profesional y sus Lineamientos para la Transición del personal sustantivo.

En éstos se establecen reglas claras para el ingreso, permanencia, promociones, estímulos y separación. Se regula y da certeza en el empleo al personal sustantivo, acorde al Sistema de Justicia Penal y a lo señalado por el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Los lineamientos para la incorporación del personal sustantivo obedecen a lo establecido en la Constitución Política de la Ciudad de México y a nuestra Ley Orgánica, que señalan que el personal debe pasar por un proceso nuevo de ingreso a ese Servicio Profesional de Carrera de la Fiscalía.

La rigurosidad de este proceso que incluye un programa intensivo de capacitación y un examen de oposición que se realizará la última semana de marzo, permitirá que ingresen a la Fiscalía las y los mejores Ministerios Públicos, Peritos y Policías de Investigación. Es un cambio verdadero.

Hemos ya concluido la construcción y el equipamiento del Banco de ADN para uso forense, que será una herramienta fundamental para las investigaciones; además albergará una base de perfiles genéticos de familiares de personas desaparecidas que servirá para la búsqueda y localización de estas personas.

Hemos fortalecido a nuestra Policía de Investigación, con equipamiento, tecnología y capacitación, lo que la ha convertido en una de las mejores corporaciones investigadoras de este país.

Se implementó un nuevo modelo de inteligencia policial y se reforzó, además, la Coordinación de Cumplimiento de Mandamientos Judiciales con elementos nuevos, vehículos, tecnología y recursos materiales. Hemos evaluamos prácticamente a todos los elementos de la Policía de Investigación para cumplir con estándares y normas institucionales, así como atender el eje de combate a la corrupción.

Tres mil 513 elementos de la Policía de Investigación revalidaron la Licencia Oficial Colectiva para portación de arma de fuego. Impartimos 13 mil 706 actividades de capacitación en 43 especializaciones.

La Ciudad de México tiene en la Policía de Investigación a un cuerpo de detectives profesional y capacitado para proteger a las víctimas y resolver con profesionalismo los casos criminales que conocemos el Ministerio Público.

Hemos integrado equipos multidisciplinarios de ministerios públicos, policías de investigación, peritos, antropólogos, psicólogos, analistas expertos en la investigación de cada uno de los fenómenos criminales de la competencia de la Fiscalía. Con el mejor equipo y la tecnología más avanzada para realizar la investigación criminal.

La erradicación de la violencia en contra de las mujeres y las niñas, es un asunto de Estado, que involucra a todas las instituciones y a la sociedad entera.

Quiero reconocer a las mujeres que históricamente han luchado, al movimiento feminista que exige, cuestiona, propone, vigila, acompaña y trabaja con las víctimas.

A quienes han abierto brecha para el reconocimiento de nuestros derechos, a quienes han roto patrones conservadores. A quienes construyen comunidad.

Hemos ya concluido la construcción y el equipamiento del Banco de ADN para uso forense, que será una herramienta fundamental para las investigaciones; además albergará una base de perfiles genéticos de familiares de personas desaparecidas que servirá para la búsqueda y localización de estas personas.

Hemos fortalecido a nuestra Policía de Investigación, con equipamiento, tecnología y capacitación, lo que la ha convertido en una de las mejores corporaciones investigadoras de este país.

Se implementó un nuevo modelo de inteligencia policial y se reforzó, además, la Coordinación de Cumplimiento de Mandamientos Judiciales con elementos nuevos, vehículos, tecnología y recursos materiales. Hemos evaluado prácticamente a todos los elementos de la Policía de Investigación para cumplir con los estándares y normas institucionales, así como combatir y atender el eje de corrupción. Lucha contra la corrupción, detectives especializados.

Tres mil 500 elementos policías de Investigación revalidaron la Licencia Oficial Colectiva para portación de arma de fuego. Impartimos una gran cantidad de actividades de capacitación en 43 especializaciones.

La Ciudad de México tiene en la Policía de Investigación a un cuerpo de detectives profesional y capacitado para proteger a las víctimas y resolver con profesionalismo los casos criminales que conocemos el Ministerio Público.

Hemos integrado equipos multidisciplinarios de ministerios públicos, policías de investigación, peritos, antropólogos, psicólogos, analistas expertos en la investigación de cada uno de los fenómenos criminales de la competencia de la Fiscalía. Con el mejor equipo y la tecnología más avanzada para realizar la investigación criminal.

La erradicación de la violencia en contra de las mujeres y las niñas, es un asunto de Estado, que involucra a todas las instituciones y a la sociedad entera.

Quiero reconocer a las mujeres que históricamente han luchado, al movimiento feminista que exige, cuestiona, propone, vigila, acompaña y trabaja con las víctimas.

A quienes han abierto brecha para el reconocimiento de nuestros derechos, a quienes han roto patrones conservadores. A quienes construyen comunidad.

A todas las mujeres que han colocado en la agenda nacional la lucha por la igualdad sustantiva, el derecho a decidir y la erradicación de las violencias.

La ciudad de derechos y libertades contenida en nuestra Constitución, requiere desterrar las violencias de los ámbitos públicos y privados, romper con el estereotipo de que la violencia es una forma de solucionar conflictos.

Mi compromiso es investigar cualquier conducta que atente contra las mujeres, el acoso sexual, esto denigra a las víctimas, en su mayoría mujeres. Presentamos, aquí, en este tema, al gobierno de Israel las solicitudes de extradición, bajo el principio de reciprocidad internacional, de un ex diplomático, escritor y académico a quien estamos acusando de acoso sexual y violación.

En el delito de violencia extrema contra las mujeres, en el delito más atroz contra las mujeres, estamos mandando y queremos mandar un mensaje muy claro: en la Ciudad de México no habrá impunidad en contra de quien le arrebate la vida a una mujer.

A todas las mujeres que han colocado en la agenda nacional la lucha por la igualdad sustantiva, el derecho a decidir y la erradicación de las violencias.

La ciudad de derechos y libertades contenida en nuestra Constitución, requiere desterrar las violencias de los ámbitos públicos y privados, romper con el estereotipo de que la violencia es una forma de solucionar conflictos.

Mi compromiso es investigar cualquier conducta que atente contra las mujeres, el acoso sexual, esto denigra a las víctimas, en su mayoría mujeres. Presentamos aquí en este tema, al gobierno de Israel las solicitudes de extradición, bajo el principio de reciprocidad internacional, del ex diplomático, escritor y académico; a quien estamos acusando de acoso sexual y violación.

En el delito de violencia extrema contra las mujeres, en el delito más atroz contra las mujeres, el feminicidio, estamos mandando y queremos mandar un mensaje muy claro: en la Ciudad de México no habrá impunidad en contra de quien arrebate la vida a una mujer.

Alcanzar los resultados en materia de feminicidio empieza por reconocer a las víctimas. Por ello, hemos hecho todos los cambios institucionales para que en cada muerte violenta de una mujer se aplique el protocolo de investigación de feminicidio.

Somos la única Fiscalía del País que cuenta con una Unidad Especializada en la Investigación del delito de Transfeminicidio.

Nos hemos comprometido a la revisión de casos anteriores, resultado de este trabajo en 2021, 19 carpetas fueron reclasificadas de su delito inicial y ahora son feminicidios y así serán juzgadas.

13 fueron reclasificadas de aparente suicidio, tres, reclasificadas de homicidio doloso, dos, reclasificadas por homicidio calificado y una, reclasificada de lesiones por tránsito de vehículo; son feminicidios.

Hemos identificado a cuatro mujeres que se encontraban en calidad de desconocidas que también fueron víctimas de feminicidios y se han entregado a sus familiares y estamos investigando.

Hoy informamos que vamos en buen camino en el combate al feminicidio. Se observa una disminución en la incidencia y un aumento en la detención y vinculación a proceso de los agresores.

Atendiendo al protocolo de investigación ministerial, policial y pericial con perspectiva de género, la Fiscalía de Investigación del Delito de Feminicidio cuenta ahora con nuevas instalaciones.

Hemos fortalecido al personal, se aumentó el personal con las que inició, que además se encuentra en capacitación constante y permanente. Hemos buscado que tengan la carga de trabajo por cada Ministerio Público, Policía y Peritos, sea la adecuada para que se le dé todo el cuidado y la resolución en cada caso.

El delito de trata de personas es de los más complejos, por el impacto que causa en la sociedad y el daño ocasionado a las víctimas, su investigación requiere un trabajo en equipo, estudio minucioso del delito y el despliegue estratégico de especialistas; hemos logrado liberar a 35 víctimas, en este año se iniciaron 74 carpetas de investigación de las cuales han sido judicializadas y están en proceso 31; hemos obtenido 15 sentencias condenatorias.

Quiero destacar, la detención y sujeción a proceso de un ex dirigente partidista que presuntamente estableció una red de prostitución y trata de personas que fue denunciado en un trabajo de investigación periodística.

Obtener esta orden de aprehensión, fue el resultado de una revisión minuciosa e integral de todas las actuaciones realizadas por la entonces Procuraduría General de Justicia, donde quedó en evidencia una investigación deficiente, omisa y lejana del deber de procurar justicia.

La aprehensión de este ex dirigente fue producto de una ardua labor de inteligencia policial. Demostrando que el nuevo modelo de investigación criminal que se está impulsando, está dando buenos resultados.

También queremos destacar el caso de un diputado federal que fue desaforado para poder ser detenido por su presunta responsabilidad en los delitos de abuso sexual y violación agravado en contra de menores.

La búsqueda e investigación en casos de personas desaparecidas es una prioridad para esta administración, para este gobierno y la Fiscalía de la Ciudad de México. Afortunadamente más del 90 por ciento de las denuncias que recibimos no se encuentran vinculadas con la comisión de un delito. Sin embargo, hemos transformado nuestros equipos y metodologías de trabajo para buscar desde el primer momento, desde el primer minuto con toda la fuerza del gobierno, nos coordinamos inmediatamente.

La impunidad en este delito es una deuda social en todo el país. Hemos dado importantes pasos importantes en la ciudad al respecto. En 2020 obtuvimos la primera orden de aprehensión por desaparición cometida por particulares en la Ciudad de México.

Para diciembre de 2021 logramos ya la obtención de 40 órdenes y la detención de 34 personas acusadas por este delito. Todavía hay un camino que recorrer que pasa por el fortalecimiento institucional.

Como parte del Sistema de Atención y Protección a Víctimas, de Auxilio a las Víctimas contamos con cinco Centros de Atención Especializados en los que se brinda atención integral, diferencial y multidisciplinaria en las áreas de psicología, trabajo social y asesoría jurídica. Hemos brindado en el periodo más de 130 mil atenciones, que comparadas con las 89 mil del año 2020, representa un incremento.

En materia de violencia familiar, los Centros de Justicia para las Mujeres, con el fin de salvaguardar los derechos de las mujeres, niñas y niños víctimas se tramitaron y otorgaron más 2 mil 400 medidas de protección.

En el Refugio Especializado para Mujeres, Niñas y Niños Víctimas del Delito de Trata de Personas, brindamos atención socio jurídica, atenciones médicas psicológicas y talleres para brindarles herramientas útiles para que recuperen su proyecto de vida.

Pocas personas lo saben, pero la Fiscalía cuenta con un Centro de Estancia Transitoria para Niños y Niñas, desde 0 hasta12 años, donde este año hemos tenido bajo nuestra responsabilidad, de manera temporal, el cuidado de 397 niñas y niños; en este momento tenemos 34.

Desde finales del año 2019, hemos trabajado con el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de la Ciudad de México, la Red Latinoamericana de Acogimiento Familiar (RELAF), y UNICEF, a fin de adecuar la actuación de la Fiscalía de Investigación de Delitos Cometidos en Agravio de Niñas, Niños y Adolescentes, adaptarlos a los estándares de derechos humanos de la infancia.

Así, implementamos una innovadora forma de dar tratamiento a los casos en que los que las niñas, niños y adolescentes son conducidos ante el agente del Ministerio Público. Con ello se trata de evitar, el ingreso de las personas menores de edad a las Agencias del Ministerio Público Especializada, y de no ser posible, que su estancia en la Fiscalía sea de minutos o de horas, y no como venía funcionando que era por días, semanas e incluso meses, que estaban en las Agencias del Ministerio Público Especializadas. Priorizamos su incorporación con familias de origen, familias extensas, acogimiento en familia ajena y por ende la desinstitucionalización de los niños.

Quiero referirme a dos delitos que tienen como denominador común que mayoritariamente se comenten en los hogares: la violación y la violencia familiar. La violación es el único delito de Alto Impacto que no ha disminuido y que observa un incremento, principalmente, la violación equiparada.

Todas las familias deben saber que la mayor cantidad de violaciones sexuales de mujeres y niñas ocurren en los lugares donde deben estar más seguros y con las personas de su confianza: ocurren en sus casas. Tenemos un gran desafío, ya que lo que ocurre en los hogares, no podemos ocultarlo ni pretender esconderlo.

En cuanto al delito de violencia familiar, quiero decirles que es el delito que más se denuncia. Es un asunto grave. Afecta mayoritariamente a las mujeres también en sus hogares.

Como Fiscalía tenemos problemas con el tipo penal y con los requerimientos legales para acreditar el delito y presentarlo ante un juez, esto ocasiona que muchas de estas denuncias no podamos judicializarlas, por lo que debe llamar nuestra atención, es que quien decide, lo que tiene que llamar la atención de la sociedad, denunciar es que quien decide denunciar este tipo de delito es porque ha llegado al límite y está buscando ayuda. En estos delitos, la prevención es esencial. Como fiscalía tenemos mucho que hacer.

Quiero decirles que la ciudad cuenta con una red institucional amplia y adecuada para la prevención y atención de la violencia familiar; sin embargo, las estadísticas indican que vamos al alza y que incluye a niños, niñas y personas adultas mayores. Es una deuda histórica que tenemos para combatir la violencia familiar; no es un asunto que pueda ser abordado por una sola institución ni de manera aislada, se requiere la actuación conjunta.

En el marco de este informe quiero convocar a las Alcaldías, al Sector Salud Local y Federal, a la Secretaría de Educación Pública, a los DIF, a la Secretaría de las Mujeres, a la Secretaría de Seguridad Ciudadana, todas ellas, que estamos involucradas en la atención a la violencia familia, para que pensemos en la creación de Redes de Reacción Inmediata para la Atención de la Violencia Familiar, el objetivo es que realicemos acciones coordinadas e inmediatas para la prevención y atención de la Violencia Familiar.

Requerimos repensar los mecanismos con los que contamos, fomentar un diálogo para evaluar avances y generar estrategias conjuntas que permitan proteger a las víctimas desde el momento mismo en que están ocurriendo los hechos.

He insistido en la necesidad de la revisión del tipo penal, en la Fiscalía hemos avanzado en la redacción de una propuesta y queremos abrirlo a la discusión de las organizaciones sociales, juristas, académicas, organizaciones de mujeres, al propio Congreso de la Ciudad de México para presentar una propuesta consensuada. Estaremos convocando, en breve, para que podamos discutir entre todas y todos y estoy segura que vamos a lograr una muy buena estrategia.

2022, marcará la etapa de la consolidación de un nuevo modelo de procuración de justicia que nos permitirá mejorar nuestros servicios y transformarnos en la puerta de entrada a la justicia que queremos ser. No hay atrás en la transformación de nuestra institución.

Después de realizar un análisis de resultados de las Agencias del Ministerio Público que cuentan con las Unidades de Atención Temprana, implementaremos un modelo que nos permitirá saldar la deuda histórica que tenemos con la ciudadanía.

El objetivo es claro, tenemos que garantizar una adecuada atención a la ciudadanía: rápida, de calidad y con calidez, por ello estamos realizando adecuaciones de personal, de las instalaciones, de los procedimientos y el uso de herramientas tecnológicas, para lograr dicho objetivo.

Quiero anunciar que en los próximos días pondremos en marcha a “Teo”. “Teo” es una herramienta de inteligencia artificial para la orientación y atención ciudadana, a través de Facebook y WhatsApp.

La ciudadanía podrá contactar a “Teo” para recibir información oportuna para la presentación de una denuncia y el seguimiento a sus casos. “Teo” también recibirá denuncias sobre anomalías en la atención en las agencias del Ministerio Público. Nuestros equipos de supervisión conocerán de inmediato estos problemas para dar una solución inmediata.

“Teo” es una iniciativa de Tojil, una organización de la sociedad civil especializada en justicia penal, con el financiamiento de la Embajada de Estados Unidos. Agradezco su apoyo y respaldo para construir herramientas en pro de los habitantes de esta ciudad.

En el próximo mes de abril de este año daremos la bienvenida al personal que haya concluido exitosamente su proceso de Incorporación al Servicio Profesional de Carrera. Con ello habremos dado el paso más importante para la Transición que emprendimos hace dos años: Contar con el mejor capital humano para la procuración de justicia.

Una acción más, es que en 2022 trabajaremos en la consolidación de la Fiscalía de Personas Desaparecidas, estamos creando ya la Unidad de Análisis de Contexto, dedicada al estudio agregado de los diversos patrones de desaparición de personas. Estamos trabajando para crear una base de datos actualizada y confiable de casos, que sea compartida y alimentada por todas las instancias involucradas en el Sistema de Búsqueda de Personas en la Ciudad de México.

En coordinación con la Secretaría de Seguridad Ciudadana lanzaremos células de búsqueda que potencialicen los esfuerzos en la búsqueda inmediata de personas. Instrumentaremos, estamos instrumentando ya un nuevo mecanismo de intercambio de información con el Instituto de Ciencias Forenses que depende del Poder Judicial, con miras a acelerar y profundizar la localización de personas que hayan fallecido sin ser identificadas.

En el ámbito de nuestras atribuciones seguiremos participando decididamente en la estrategia definida por el Gabinete de Seguridad de esta ciudad, para continuar disminuyendo la violencia y lograr, entre otras cosas, sacar a tres alcaldías que se encuentran entre los 50 municipios más violentos del país.

Considerando que la Fiscalía cuenta con la capacidad profesional y técnica, este año estamos iniciando la investigación de varios delitos, prioritariamente los robos en sus diversas modalidades como un fenómeno criminal, integrando Unidades de Investigación que actuarán coordinadamente con el Ministerio Público y serán integradas por analistas, técnicos y expertos en las materias de su competencia.

En 2022 pondremos en marcha dos elementos clave también en la transición de Procuraduría a Fiscalía. El primero es la Supervisión General de Liquidación de Casos y el segundo es un nuevo Sistema de Información Integral de Justicia.

La Supervisión para liquidar los casos, tiene el objetivo de combatir el rezago en la investigación de 500 mil expedientes que están siendo ya estudiados para retomar la investigación o para dictaminar el caso cuando no existan más líneas de investigación que perseguir. Esta acción nos permitirá reorganizar los equipos de trabajo para aumentar nuestra capacidad de atender la demanda actual de justicia y evitar el rezago en el futuro.

Este esfuerzo está siendo acompañado por la creación del Archivo Histórico de la Fiscalía de la Ciudad de México. En nuestra institución existen documentos valiosísimos sobre la evolución de nuestra sociedad. Un equipo de historiadores está ya dedicado a identificar, ordenar y resguardar dichos expedientes.

El Sistema de Información Integral de Justicia es una nueva plataforma para la gestión del trabajo entre el personal sustantivo y la integración de carpetas de investigación. Destaca la instrumentación de un modelo de carpeta digital que se respalda por el uso de la firma electrónica del SAT; cero papel. Esto no solamente permitirá ahorrar tiempo y recursos administrativos, sino que permitirá tener un mayor control y contrastabilidad de todas las investigaciones que se realizan.

Agradezco a todas las personas servidoras públicas de esta Fiscalía por su trabajo durante este año, que nos ha permitido mejorar nuestros servicios y resultados.

A los Ministerios Públicos, a los Oficiales Secretarios, a las Fiscales, a los Fiscales a los peritos, policías de Investigación, a todo el personal especializado, a los trabajadores administrativos.

Permítanme agradecer a mis compañeras y compañeros, a la maestra Alicia Rosas Rubí, subprocuradora de Procesos; al maestro, Oliver Ariel Pilares Viloria, coordinador general de Investigación Territorial; al maestro César Oliveros Aparicio, coordinador general de Alto Impacto; a la doctora María Seberina Ortega, coordinadora general de Investigación Forense y Servicios Periciales; al maestro Octavio Ceballos Orozco, coordinador general de Investigación Estratégica; a la maestra Laura Angelina Borbolla Moreno, coordinadora general de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas; a Ulises Lara, nuestro coordinador de Asesores; a Emiliano Rosales, titular de la Unidad de Implementación de la Transición.

A Rosario Novoa Peniche, directora del Instituto de Estudios Profesionales de la Fiscalía, a Laura Ángeles Gómez, nuestra coordinadora general de Administración; al maestro Francisco Almazán Barocio, jefe general de la Policía de Investigación; y a Efrén Rodríguez, titular de la Unidad de Política Criminal.

Mi reconocimiento a todas y todos ustedes por su compromiso con la transformación de nuestra institución.

2022, será el año donde consolidaremos la transición de la Fiscalía de la mano de las ciudadanas y ciudadanos y con el compromiso de las personas que trabajamos aquí. Transformar la procuración de justicia, implica romper con las inercias.

Mejorar nuestro primer nivel de atención, es uno de nuestros grandes pendientes, exige el compromiso, empatía, profesionalismo de las quienes atienden a las personas que llegan a buscar justicia. Significa abandonar el burocratismo y salir de la ficción de las actuaciones de papel, que solo engrosan expedientes, pero sirven de muy poco a la investigación y la resolución de las denuncias.

El compromiso de acabar con la corrupción dentro de la Fiscalía, va en serio y con energía. Que nadie se sorprenda. La corrupción es incompatible con la función de procurar justicia. Vamos a fortalecer las acciones internas de combate a la corrupción en todas las áreas de la Fiscalía. Queremos estar a la altura de la exigencia ciudadana y el reclamo social por la justicia.

Muchos de nosotros hemos luchado por la justicia desde la sociedad civil, la academia o el servicio público, hace muchos años. Y hemos luchado para que se reúnan la verdad y la justicia.

Para que el abuso de poder sea erradicado, para que las víctimas dejen de ser sólo cifras; se trata de vidas afectadas y proyectos que fueron interrumpidos.

Que la justicia se vuelva costumbre, es una idea profundamente transformadora y no debemos descansar ni un solo minuto, ni un solo instante para lograr que así sea. Frente al dolor e indignación que enfrentan las víctimas de algún delito, no podemos ser insensibles. El respeto a los derechos humanos y al debido proceso, son elementos esenciales de nuestro trabajo.

Queremos transformar a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, y ello no se hace por decreto, es un trabajo de precisión en cada una de las áreas internas y sus procesos.

La ciudad de México siempre ha sido vanguardia y ejemplo en muchos temas, queremos serlo en la procuración de justicia y en contar con el mejor sistema de atención y protección a las víctimas.

Hemos avanzado, pero tenemos camino por recorrer para tener a los mejores equipos. Quiero reiterar mi compromiso personal para hacer de esta institución la puerta de entrada a la justicia.

Estamos frente a una oportunidad histórica única, que no podemos y no debemos desaprovechar. tenemos que recobrar el significado del concepto de justicia para eso llegamos, para eso nos nombró la gente, en eso está confiando.

¡Tenemos que estar a la altura, transformar, transformar y transformar!